Benicio Del Toro Le clava los dientes a todos sus papeles.

Un niño de buena familia pierde a su mamá a una tierna edad. Más apegado a su hermano que a su padre, viaja lejos de la tierra donde nació, y logra convertirse en un actor exitoso y respetado. Estos son los antecedentes de Lawrence Talbot, el personaje principal de la película taquillera The Wolfman (El Hombre Lobo) — y también de su protagonista y productor, el astro puertorriqueño Benicio del Toro.

Hijo de abogados destacados en la ciudad de Santurce, Puerto Rico, el muchacho que jugaba baloncesto y que disfrutaba de películas de miedo perdió a su madre al cumplir nueve años.

Cuatro años después su padre se volvió a casar, y envió a Benicio y a su hermano mayor, Gustavo, a estudiar en un internado en Pennsylvania. Posteriormente, Benicio siguió a Gustavo a la Universidad de San Diego en California, donde descubrió los encantos del escenario; estudió con la famosísima maestra Stella Adler y pronto se convirtió en un actor versátil y expresivo.

Ha tenido una carrera multifacética, protagonizando hombres complicados, como el icónico guerrillero argentino, Ché Guevara, y el agente de policía mexicano Javier Rodríguez en Traffic. El guapo galán está más dedicado a su trabajo que a su vida personal; sigue soltero aunque ha sido compañero de bellezas como Chiara Mastroianni y Claire Forlani.

Muy apremiado por sus interpretaciones cinematográficas, Benicio se ha ganado el Oscar®, el Golden Globe®, y El Premio Goya, entre otros galardones.