La actriz mexicana Elizabeth Gutiérrez nos habla de su nueva telenovela El Rostro de la Venganza.

Esta temporada, cuando veas a la actriz mexicana Elizabeth Gutiérrez en horario estelar, no podrás creer que no siempre fue una mujer hermosa y segura de sí misma. “Cuando era chica, todo el mundo me conocía como la niña flaca y tímida”. “Betty”, como la llama su familia, es la más joven de siete hermanos. Así es como rememora su llegada a este país, a la edad de 10 años: “Cuando vinimos a Los Ángeles, recuerdo que lloraba con mi mamá. No quería ir a la escuela porque no hablaba el idioma. ¡Tenía tanto miedo!” Y éste fue tan solo uno de sus muchos retos. Como ocurre con muchos inmigrantes mexicanos en los EE. UU., en su departamento de alquiler de tres dormitorios, las condiciones de vida eran duras. “Teníamos que esperar en fila para ir al baño, y nos turnábamos utilizando las camas mientras los demás dormían en el suelo”.

Como todos en su familia pasaban juntos tanto tiempo, Elizabeth consiguió, hasta cierto punto, mantener en secreto su sueño más grande. “Jamás me hubiera atrevido a decirles a mis padres que quería ser actriz. Cuando veíamos las telenovelas, pensaba que todo el mundo tenía una cámara en su casa, hasta que me di cuenta de que era solo televisión. Es algo que siempre me llamó la atención”.

Ahora, 23 años más tarde, Gutiérrez ha participado en siete telenovelas, incluyendo su más reciente papel antagonista, el de Mariana San Lucas en El Rostro de la Venganza, transmitido por Telemundo. “Es más un thriller que una telenovela. Hay un asesino, pero no se sabe quién es. Te tiene con el corazón hecho un nudo todo el tiempo”. En ese sentido, tampoco es la típica historia de amor. “Por lo general, en el primer episodio la niña rica se enamora del muchacho pobre. En esta historia nunca se sabe quién va a enamorarse de quién”.

En su papel de Mariana, Gutiérrez, interpreta a una chica dura que, al final, deja de ser una devoradora de hombres. “Mariana es una mujer que trata de caracterizar el papel de la chica mala, pero muy en el fondo no es más que una cachorrita perdida que quiere que la acepten”. Elizabeth comprende la personalidad de Mariana, pero no va más allá de eso. “No tengo nada que ver con ella. Hice una escena en la que le digo a mi enamorado que quiero a otra persona y que lo engañé. Y pensé: ‘¡Oh, Dios mío! ¿Cómo puede alguien hacer esto?'” A medida que su personaje evoluciona, Elizabeth tiene que realizar un buen número de escenas en que se besa apasionadamente con un padre y su hijo en la pantalla (Saúl Lisazo y Jonathan Islas), así como con David Chocarro… pero la pregunta es: ¿qué tal besan estos hombres? “En cuanto a quién es mejor besando, es solo un beso profesional, así que para mí todos son iguales”, dice riendo.

Pero Elizabeth no siempre ha sido inmune a los besos de cine. En 2002, mientras grababa Protagonistas de Telenovelas 2 conoció al actor y participante de Dancing with the Stars William Levy, quien tiempo después sería el padre de sus dos adorables hijos, Christopher Alexander y Kailey Alexandra. Este show también lanzó su carrera. “No volvería a hacer algo así, pero no me arrepiento tampoco, porque desde ese momento me dije a mí misma: ‘Bien, me gusta mucho esta carrera'”.

Aunque ya ha conseguido grandes éxitos, Gutiérrez todavía tiene que alcanzar su mayor meta profesional. “Quiero trabajar en el mercado americano. Sé que es el mayor anhelo de todos los actores, pero, en mi caso, como actriz, deseo probar cosas distintas y evolucionar”.

Por lo que se refiere a como maneja su vida personal, incluido el cuidado de sus hijos, dice que verdaderamente hace falta todo un pueblo. “Me siento muy agradecida por la ayuda que me brinda la familia de William. También tengo una niñera en casa, así que estoy rodeada de gente que ama a mis hijos”. Levy tampoco se queda atrás. “De vez en cuando nos sorprende y cocina algo. Cuando no está trabajando, William siempre está con los niños. Es un padrazo”. Últimamente, el béisbol es el foco principal de padre e hijo. “Ahora, practican todos los días. William quiere que su hijo sea el mejor en todo”.

Teniendo en cuenta que su relación ha tenido altibajos, Gutiérrez y Levy parecen estar pasando un buen momento. “Es increíble poder construir un futuro con alguien que tiene los mismos sueños que tú. Me siento realmente bendecida por tener la familia que tengo: la familia que William y yo hemos creado, la familia que me adoptó, su familia, y mi propia familia. Así que, en estos momentos, estoy muy satisfecha con mi vida”.

El Rostro de la Venganza
Lunes a viernes a las 10:30pm/9:30c