El Wi-Fi gratuito está ya en todas partes. Es un componente más de cualquier entorno en el que esperamos ver a las personas de paso – por ejemplo, en restaurantes y cafés, hoteles y también en centros de transporte como aeropuertos, estaciones de ferrocarril y terminales de autobuses. Pero hoy en día incluso los pequeños negocios como los talleres de reparación de automóviles o las lavanderías ofrecen este servicio a sus clientes, que tienen que “matar el tiempo” y tienen, asimismo, mucha información que compartir.

Pero esta es una espada de doble filo. El Wi-Fi gratuito es como un regalo de los dioses para las personas que necesitan enviar y bajar información mientras están fuera de la casa o del lugar de trabajo. Sin embargo, estos usuarios deberían ser conscientes de la gran vulnerabilidad que presentan estos servicios de Wi-Fi frente a los ataques de hackers y ladrones – tanto aquellos que roban dinero como los que roban la identidad.

Por eso, desde el mismo momento en que te conectas a una red pública de Wi-Fi, estás usando la misma dirección de IP que cualquier otra persona conectada a esa red. Con programas fácilmente accesibles (e incluso, a veces, gratuitos) como Firesheep y Wireshark, otras personas pueden espiar tus sesiones de Internet, ver las mismas pantallas que tú estás viendo y recibir exactamente la misma información que has solicitado tú. ¡Pueden incluso manipular a otras computadoras para que “crean” que su dispositivo es TU dispositivo!

Entonces, ¿cómo puedes protegerte cuando estás fuera del trabajo o de casa y quieres que tus comunicaciones sean lo más seguras posible? Éstos son algunos consejos que te resultarán muy útiles.

Antes de salir de casa:

> ¡Recuerda… TODOS tus dispositivos móviles están en riesgo! Laptops, tabletas y teléfonos celulares. Sé consciente de ello.

> Establece varias contraseñas distintas para aquellos sitios que visitas con frecuencia. De esa forma, alguien que intercepte una contraseña no tendrá acceso a todas tus cuentas. Si sueles olvidarlas, hay programas como KeePass y LastPass que te ayudarán a manejarlas.

> Asegúrate de que en todos tus dispositivos estén instaladas las últimas versiones de programas de seguridad y anti-malware. No sólo debes temer a los hackers: también, y principalmente, a los virus y a los programas de espionaje e intromisión que pueden instalar en tu dispositivo.

> Activa tu firewall o “cortafuegos”.

> Ve a tus configuraciones y desactiva la opción de compartir archivos para proteger tus documentos en caso de que alguien entre ilegalmente en tu computadora.

> Configura una VPN (Red Privada Virtual) que puedas usar. De esa forma crearás una red privada a través de la cual puede viajar tu información – como si se tratara de un túnel que va a través de cualquier otra red, incluso una red de Wi-Fi pública.

> Configura tu dispositivo para que NO se conecte automáticamente a la red de Wi-Fi más cercana.

Si estás en un punto de acceso o hotspot de Wi-Fi:

> Si es posible, usa el plan de datos de tu teléfono en lugar de la red pública de Wi-Fi.

> Actúa como si todos los enlaces de Wi-Fi fueran ilícitos. Pregunta a los empleados por el nombre de la red legítima de Wi-Fi de la compañía y usa ese nombre – algunos nombres de redes que aparecen en los rótulos y señalizaciones (por ejemplo, “Wi-Fi de cable gratuita” o “Wi-Fi de MickeyD gratuita”) podrían haber sido colocados allí con malas intenciones.

> Cuando tu dispositivo te pregunte si quieres que recuerde esta red de Wi-Fi, contesta “No”. (Existe un programa llamado WiFiPineapple que permitirá al dispositivo de un hacker “hacerte creer” que se trata de una red que tu dispositivo recuerda, y de esa forma “secuestrará” tu sesión de Internet.)

> Evita introducir (“teclear”) tus contraseñas.

> Evita usar aquellos sitios web que contengan información personal acerca de ti… Facebook, Instagram, Twitter y otras redes sociales similares, así como tu banco, tiendas en línea etc.

> Envía información sólo a los sitios que dispongan de sistemas de cifrado integral de la información. Si la dirección de un sitio web en la parte superior de tu pantalla comienza con “https”, ese sitio es seguro. Pero, ¡cuidado!: comprueba que ese “https” aparezca al comienzo del nombre de cada página, no sólo en la página de inicio.

> Si inicias sesión en un sitio web, cierra la sesión cuando termines… ¡no te marches sin cerrarla!

> Cuidado con las personas que miran “por encima de tu hombro” mientras estás usando un dispositivo… Y cuidado también con las que parecen estar tomándose una “selfie” pero que están apuntando a ti con sus cámaras… podrían capturar los movimientos de tus dedos y descifrar qué teclas estás pulsando.

Muchos sitios web informan que más del 70% de los usuarios de redes públicas de Wi-Fi no están preocupados por la ciber-seguridad cuando salen de casa — y muchos creen incluso que una red pública de Wi-Fi no es menos segura que la red de Wi-Fi del hogar. ¿Debería entonces sorprendernos que exista tanto ciber-crimen? Siendo consciente de esos peligros, y tomando unas cuantas precauciones que son de sentido común, podrás protegerte y no convertirte en una de esas desafortunadas víctimas de los hackers y ciber-ladrones.

¿Es seguro el WiFi?
Nexos Latinos Follow Us: Home Entertainment Lifestyle Tech Tips What's Hot Español Published Articles Is WiFi Safe? Posted by Cait on March 2015 in, Tech Tips IsWifiSafe Free WiFi has become ubiquitous. It’s a fixture in environments where you might expect to see people on the go, like restaurants and cafés, hotels, and transportation hubs (like airports, train stations and bus terminals) — but today, even small businesses like auto-repair shops and laundromats offer this service to customers with time to kill and information to share.
YES18%
NO82%
50%Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
21%