¡Internet para todos en la familia!

Hace poco, una señora muy descontenta entró en una tienda de computadoras, y preguntó si sería posible devolver el laptop que había comprado hace menos de un mes. Cuando el vendedor le preguntó cuál era su razón, ella contestó,

“Es por mis hijos. Ódian este aparato. Les parece que va demasiado lento para descargar películas y para oír música. Se demoraron una eternidad en descargar el video de la boda de mi sobrina. ¿Cree usted que otro ‘laptop’ o una tableta sería más veloz?”

El vendedor se dio cuenta inmediatamente que la señora no tenía ningun problema con su computadora, sino con la velocidad de su conexión a la Internet. Le explicó que cuando ella compró su servicio de Internet, su proveedor le debía haber explicado su velocidad en terminos de Kbps (Kilobits por segundo) o Mbps (Megabits por segundo). Estas medidas no explican lo rápido que viaja la información…miden cuanta información llega a la computadora en el plazo de un segundo. Se puede pensar en cada “bit” como si fuera un pequeño cargamento de información. Con una velocidad de descarga de Internet de 1Kbps, 1000 pequeñas cargas de información llegan a la computadora en un segundo. Con una velocidad de Internet de 1Mbps, ¡1,000,000 pequeños cargamentos de información llegan en el mismo lapso de tiempo! Parece que van más deprisa porque viajan por una carretera más amplia y pueden “transitar” en paralelo. O mejor dicho: es porque tienen un “ancho de banda” mayor.

Por ejemplo, se puede examinar lo que pasa con los videos familiares.  Hace falta un determinado número de “cargamentos” para llenar la pantalla de la computadora — y si alguno se demora porque la “carretera” está demasiada estrecha, la imagen se parará hasta que aparezcan… y volverá a empezar… y se parará… y volverá a empezar. Se necesita tener suficiente “ancho de banda” para que el flujo de información continúe llegando a la pantalla de manera uniforme.

También se tiene que tomar en cuenta que los proveedores de servicio de Internet ofrecen velocidades de ‘hasta’ una determinada cifra. Eso es porque, en algunos momentos, ciertos factores pueden reducir el ancho de banda. Por ejemplo, en hogares con varias computadoras, cada una consume parte de los Mbps totales. Según J.D. Biersdorfer del periodico The New York Times, “Si quieres descargar muchas películas y música, y tienes varias personas en el hogar compartiendo la conexión, o quieres tener conversaciones por video más constantes, subir a un servicio más veloz puede hacerlo todo más fluido”.*

Las personas que quieren saber cuál es la velocidad indicada para sus necesidades deben llamar a su compañía de cable, y solicitar la ayuda de un especialista que conoce el Internet y puede recomendar el plan más acertado.

Eso es precisamente lo que hizo la señora—y cuando se lo instalaron, regreso con sus hijos a la tienda de computadoras, y le dio las gracias al vendedor que la guió tan altruistamente. No habrá vendido una computadora ese día, pero si se ganó una clienta para el resto de su vida.