El fútbol cautiva al público estadounidense.

“A mí me parece que ya el fútbol prendió muy fuerte en Estados Unidos y la lógica es que cada vez se vaya proyectando a un mejor nivel”, dice Rafa Puente, comentarista de Fútbol Picante de ESPN, quien compartió su opinión con Nexos Latinos sobre el estado del fútbol en este país. “Se ha venido cobrando un enorme interés”.

El fútbol se empezó a jugar en los Estados Unidos durante principios de los 1800… ¡sí, hace más de 200 años! Pero este deporte, que vino con los inmigrantes británicos y alemanes, se demoró mucho en alcanzar la popularidad de otros deportes nativos de esta tierra, principalmente el beisból, el fútbol americano y el baloncesto, aunque siguió fascinando a los recién llegados al país. “El fútbol es el deporte de los inmigrantes,” nos dijo el periodista y comentarista de ESPN Barak Fever. “Sigue siendo el deporte de la comunidad italiana, de la comunidad latina, y de la comunidad asiática en muchos sentidos”.

A mediados del Siglo XX, parecía que el fútbol (o “soccer”) iba a resurgir, con la creación de un campeonato nacional universitario, y dos ligas profesionales. Tuvo una inmensa pero breve visibilidad mientras que el famosísimo Pelé jugara para Nueva York, entre los años 1975 y 1977. Pero no fue hasta 1990 que el deporte enganchó de verdad con el público norteamericano. Fue entonces que, por primera vez en 40 años, el equipo nacional norteamericano reunió los requisitos para jugar en la Copa Mundial. En 1994 la Copa tuvo lugar en este país, y los televidentes norteamericanos llegaron a conocer a los clubes y las estrellas internacionales. Empezaron a darse cuenta del fútbol profesional y a seguirlo con más interés.

A la vez se comprobó la popularidad del fútbol escolar y amateur durante la campaña presidencial de 1996, cuando Bob Dole y Bill Clinton declararon que la elección sería decidida por la soccer mom, la señora que vive en los suburbios y se dedica a llevar a sus hijos a sus varios partidos y entrenamientos de fútbol juvenil. Ese mismo año se creó Major League Soccer (La Gran Liga de Fútbol). Muchos de los jugadores participantes fueron a la Copa Mundial de 2002 y lograron llegar hasta los cuartos de final. También, según Nielsen, la final del Mundial de 2010 estableció un nuevo récord al ser el partido de fútbol más visto en la historia de los EE.UU., cuando 24.3 millones de personas vieron el juego por ABC y Univision.

Hoy en día, más de 24 millones de estadounidenses juegan fútbol y el deporte ha superado al hockey sobre hielo para tomar el cuarto lugar entre los más populares del país (y segundo entre personas de 12 a 24 años de edad, según una encuesta de ESPN). No faltan oportunidades para ver partidos profesionales, ni en persona ni por televisión. Entre las emisoras que transmiten partidos y cobertura del fútbol se encuentran cadenas en español y en inglés como ESPN y ESPN2, Fox Sports 1 y 2, NBC Sports Network, GolTV, beIN Sports, y por supuesto, Univision, Telemundo, Fox Deportes, UniMás, Galavisión y Azteca América.