¿Es Apple la primera que te viene a la mente? Podría ser… especialmente ahora que el Apple Watch está muy próximo a su lanzamiento al mercado, en menos de dos meses. ¡Y vaya dispositivo que va a ser! Este reloj mantendrá tus manos completamente libres, mientras su “cara” interactiva hará mucho más que simplemente decirte qué hora es. Navega por su pantalla, y podrás guardar y reproducir tu música… enviar y recibir mensajes, llamadas y grabaciones… pagar tus cuentas usando Apple Pay… controlar tu Apple TV… controlar en forma remota muchos de los dispositivos inteligentes de tu casa… obtener información acerca del tiempo y de tu salud –por ejemplo, tu ritmo cardíaco y tus niveles de glucosa.

Es posible que también hayas pensado en otras marcas asociadas con los smartwatches y monitores de actividad y salud… por ejemplo, Fitbit. Su nuevo smartwatch Surge incluirá el servicio de GPS incluso cuando no esté conectado con tu smartphone. También podrías haber pensado en algunos otros de los competidores tradicionales, como Samsung, Casio, LG y Motorola.

¿Asociaste el término “tecnología ponible” con marcas que fabrican anteojos revolucionarios? En ese caso, es posible que pensaras en Google Glass, que superpone información por encima del mundo que estás viendo, o también Oculus Rift, que te lleva lejos de ese mundo material y te transporta a un reino de realidad virtual.

Hoy en día, la tecnología también se está incorporando a los tejidos, y muchas marcas que conoces bien están fabricando telas increíbles. Por ejemplo, Intel ha producido un pequeño invento que ha denominado microchip Edison. Se trata básicamente de una computadora diseñada para llevarla puesta – de hecho, es mucho más potente que los actuales smartwatches. Según wareable.com, tiene una “CPU Intel de doble núcleo, 1GB de RAM y 4 GB de almacenamiento integrado, junto con WiFi, Bluetooth 4 y soporte para USB”. ¿Y qué es lo que hace? Incorporado a una prenda de vestir, este dispositivo puede detectar tu estado de ánimo, encenderse cuando alguien se acerca demasiado a ti, tomar fotografías de tu entorno, hacer seguimiento de tu nivel de atención y avisar a los demás si estás demasiado ocupado para hablar con ellos.

Ahora bien, es posible que quieras llevar puesto este tipo de tejido… Pero no necesariamente podría gustarte vestir una prenda diseñada por Intel. Por ello, la compañía se ha asociado al diseñador holandés Anouk Wipprecht, a quien le han encargado la tarea de combinar la tecnología con la alta costura.

Pero este diseñador no estará solo. Un gran número de marcas que NUNCA asociarías con dispositivos de ingeniería están comenzando a incorporar tecnología a sus productos para vestir o llevar puestos. El 4 de febrero, John Idol, presidente ejecutivo de Michael Kors, anunció que la compañía presentará este año su línea de diseño con tecnología ponible incorporada… pero no a tiempo para la Semana de la Moda de Nueva York. Idol no dijo si sus socios de Fossil colaborarán también en esta nueva iniciativa.

Otras firmas de diseño que han entrado en el mundo de la tecnología ponible son Diane Von Furstenberg – que ha creado nuevas monturas para Google Glass – y Ralph Lauren, quien ha diseñado un bolso con una luz de LED y un puerto USB en su interior. Incluso los grandes maestros del cristal de lujo Swarovski se están apuntando a esta tendencia: en colaboración con Misfit, han creado “Shine”, una versión mucho más llamativa y elegante del monitor de salud habitual, para el cual podrás comprar accesorios de brillante cristal.

A lo largo de 2015, verás a muchas, muchísimas marcas entrando en este nuevo y aún poco familiar nicho de mercado… pero antes de aplaudir sus novedades con demasiado entusiasmo, no olvides que otras compañías ya están trabajando en dispositivos que harán que la tecnología ponible quede obsoleta. Llevar puesta en la muñeca una computadora del tamaño (y el aspecto) de un reloj es definitivamente algo increíble, pero… ¿no sería mucho menos engorroso llevar implantado en la piel un dispositivo similar?

Sí. Eso también está en camino…